Biodanza

¿Qué significa esto, – dirá alguien – que en un mundo como el nuestro, con hambre, con genocidio, con tortura, con guerra, con bomba atómica, un grupo de gente se pone a danzar? Parece una inconsecuencia, ¿cierto? Es una pregunta que surge naturalmente: ¿qué creen estas personas? ¿Que, con la danza, van a hacer algún cambio?

Rolando Toro Araneda

Biodanza como sistema de Desarrollo Humano

La Biodanza es un sistema de integración y desarrollo humano, basado en vivencias en grupo inducidas por la música, el movimiento y la emoción. Se utilizan ejercicios, juegos y músicas organizadas con el fin de promover la renovación orgánica y el reaprendizaje de las funciones originarias de la vida. Así es como la definió su creador el profesor, psicólogo y antropólogo chileno Rolando Toro Araneda fallecido hace pocos años. La Biodanza es un sistema reconocido internacionalmente y que al día de hoy se practica en muchos lugares del mundo con personas de todas las edades.

Biodanza, es un sistema de aceleración de procesos integrativos a nivel celular, metabólico, neuroendocrino, inmunológico, hormonal, cortical y existencial dentro de un ambiente enriquecido por la música, la danza y el encuentro humano. Como sistema de integración favorece el desarrollo humano a través de vivencias armonizadoras permitiendo reencontrar la alegría y el placer de vivir. Cada uno de nosotros a través de la música, el movimiento y ejercicios de comunicación en grupo, tiene la posibilidad de recuperar la capacidad de sentir y maravillarse con la vida.

Líneas de vivencia

La vivencia es el elemento operativo esencial del sistema Biodanza y la inducción de vivencias constituye la base de su método. De esta manera el camino hacia la salud (estamos refiriéndonos a un bienestar y a un caudal de energía y vitalidad elevados, y no sólo a la ausencia de enfermedades o síntomas) se transita mediante la expresión de nuestro potencial genético. Éste se expresa sobre la trama de cinco funciones universales, comunes a todas las personas, que Biodanza resume en cinco grandes grupos llamados Líneas de Vivencia. De acuerdo al modelo teórico de Biodanza, éstas se entrelazan potenciándose unas con otras, de manera que nunca actúan en nuestra existencia aisladamente, siendo la integración de ellas en distintas medidas, expresión de la identidad.

La vivencia se entiende aquí como una experiencia vivida con gran intensidad por un individuo en un lapso de tiempo aquí/ahora, abarcando las funciones emocionales, cenestésicas y orgánicas del ser.